Llámanos al 679 488 908 | Contacta con nosotros aquí  | Nº de Cuenta: ES70 2100 2227 3102 0031 9391

HAZTESOCIO

Aporta tu grano de arena, hazte soci@ para colaborar a crear un mundo mejor


 

Indíquenos la cantidad a donar:

5 €10 €20 €30 €50 €Para otra cantidad:

Indíquenos la periodicidad:

MensualBimensualTrimestralSemestralAnual


Nombre (requerido)

Apellidos (requerido)

Correo electrónico (requerido)

Teléfono (requerido)


Las aportaciones son fiscalmente deducibles. Para proporcionarte el certificado de desgravación fiscal, son imprescindibles tu nombre, apellidos, NIF y dirección postal.

NIF/CIF

Dirección

CP

Localidad

Provincia

País


Titular cuenta

Entidad Bancaria

IBAN



acuarela

Ventajas Fiscales de hacer una donación

PERSONAS FÍSICAS

La modificación del artículo 19 de la Ley 49/2002, que regula las deducciones de la cuota del IRPF, establece que las personas físicas pueden deducir las donaciones de la siguiente forma:

  • Hasta los 150 euros de donación, se deduce un 50% en el 2015 y un 75% en el 2016 y años sucesivos.
  • El resto de la donación a partir de los 150 euros, se deduce un 27,50% en el 2015 y un 30% en el 2016 y años sucesivos.
  • En caso de donar a una misma entidad durante al menos tres años por un importe igual o superior, la deducción en el IRPF aumenta hasta un 32,50% en el 2015 y un 35% en el 2016 y años sucesivos.

Como se puede ver, esta Reforma Fiscal incentiva el “micromecenazgo” de las personas físicas, ya que establece un alto porcentaje de deducción (75%) para los primeros 150 €

PERSONAS JURÍDICAS

La Reforma Fiscal establece que las empresas podrán deducir en el Impuesto de Sociedades el 32,5% en el 2015 u el 35% en el 2016 y años sucesivos de las donaciones a entidades sin ánimo de lucro.

En el caso de haber donado en los dos periodos impositivos anteriores un importe igual o superior al periodo impositivo anterior, entonces el porcentaje a deducir será el 37,5% en el 2015 y el 40% en el 2016 y años sucesivos.

En estos últimos años de crisis, muchas empresas prefieren colaborar esporádicamente en algunos proyectos, asumiendo moderados compromisos económicos, casi siempre de forma puntual y rara vez de forma plurianual.

Este apoyo ocasional, que se limita a una mera acción aislada caracterizada por su escaso eco, es bueno pero insuficiente. Consideramos que es mejor apostar por proyectos plurianuales, con una mayor perspectiva de generar más cambios positivos y con mayor impacto. Un compromiso entre una empresa y una ONG debería ser un acuerdo de colaboración de carácter plurianual, con el fin de poder garantizar unos resultados realmente efectivos, a la vez que se le da mayor visibilidad e impacto.